Me gustaría ser yo

Comencé a tomar clases el pasado octubre. Siempre me he sentido atraído por este arte que está fuera de lo común. Desde la primera clase, sentí que me había olvidado tanto de mi vida que me encantaba. Solo que no puedo estar cómodo frente al público.

También comencé la psicoterapia hace unos meses, pero me siento aislada aún más desde que comencé. La verdad es que pienso tanto en mi vida y en mi cabeza que me pierdo. Extraño cosas y ya no puedo hacerlo. Antes de que la vida tuviera un poco de sentido en mis ojos, ahora sufro terriblemente por hablar de todo mi pasado y tengo muy pocos retornos de mi psiquiatra que casi no me habla. Es doloroso hablar entre ellos y oírse decir "el próximo miércoles ...". No sé cómo mejorar de hecho. Depende de mi soledad y me encerré voluntariamente. No siento enfrentar el mundo tan solo, sin una caparazón grueso.

Hice este paréntesis para decir que quiero ir más allá en este deseo de teatro que me siento muy fuerte en casa, pero pierdo todos mis medios cuando llego frente al público. Me siento ridículo, nulo, indefenso, indefenso ... Estoy casi avergonzado de mostrarme frente a ellos y, sin embargo, no puedo darme por vencido. Me parte el corazón porque mi vida, sin teatro, no tiene sentido. Tengo la impresión de haber pasado toda mi vida preparándome para esta llegada al escenario, así que siento un enorme peso en mí, un peso del cual me siento responsable y al que debo medirme. Un peso que siempre llevo y que me impide vivir bien, vivir completamente.

Vivo a mitad de camino, mientras que en lo profundo de mí, realmente me gustaría existir. Me gustaría ser yo, y no una copia de un yo formateado que me haga sufrir tanto y que no lo soy en absoluto. Cuando me encuentro solo, por ejemplo, encuentro confianza en mí mismo. No puedo llamarlo cuando vivo afuera. No soy yo quien vive, sino un fantasma que querrá gritar su dolor muy fuerte pero que nunca llega.

Loading...

Deja Tu Comentario