El miedo nos anima a permanecer despiertos

El miedo nos asusta y es un error porque es esencial para nuestra supervivencia, asegura filósofo e hipnoterapeuta François Roustang. Para superarlo, él nos anima a ser uno con eso. Entrevista

Hélène Fresnel

Psicologías: ¿qué causa el miedo?

François Roustang: Un peligro, real o imaginario. Aparece cuando un evento es inesperado. Esto imprevisto puede irrumpir en el presente: sucede algo que no esperábamos de ninguna manera. Pero también puede referirse al futuro: estamos esperando algo que todavía no sabemos, pero que tememos. Lo que desencadena el miedo es la falta de tiempo para reaccionar a una nueva situación y encontrar formas de enfrentarla.

¿Cómo lo defines?

F. A. Es ante todo una manifestación del cuerpo. Tomemos un ejemplo: alguien que no vi pasó muy cerca de mí. Frente a este peligro potencial que me desconcierta, surge una reacción elemental en mí y, en general, salto. Esta reacción física la compartimos con todos los animales, a diferencia de la risa y las lágrimas. Es una alerta a veces fundamental para nuestra supervivencia. Todavía se considera una emoción negativa.

¿Qué piensas?

F. A: Este es solo un aspecto, y no el más interesante. Nuestro miedo puede ser muy valioso. Ella despierta nuestra vigilancia. Nos dice que estamos retirados, que nos estamos olvidando de lo que nos rodea. Lo inesperado, la posibilidad, que crea la sal de nuestra existencia, despiertan muchos miedos, y estos últimos son útiles porque nos incitan a permanecer siempre despiertos. El miedo es una forma de mandato de atención. Una forma de decirnos: "Algo te está pasando y no has estado alerta. No tienes a tu disposición todos los datos de lo que está sucediendo. Mira a tu alrededor". Bien utilizado, nos anima a actuar, para navegar y comprender mejor lo desconocido

Deja Tu Comentario