Leyó

Llegué a la cima de esta colina tan deseada. Saboreé el placer de la escalada y la vista. Y, sin embargo, en esta búsqueda del yo, la felicidad, faltaba algo.

El viernes pasado, en el tren entre Nantes y Quimper, lo entendí. Toda la belleza del mundo y de la vida encuentra su significado cuando se comparte.

Estaba leyendo la revista Psychologies, una piruleta en la boca. De vez en cuando, levantaba la cabeza para mirar a dos niños riendo y jugando a las cartas en la mesa de al lado.

Estoy seguro de que es el elemento que falta. Es con ella que subiré esta colina. Con ella admirare la vista.

Deja Tu Comentario