Emociones e hipersensibilidad

Aquí hay cuatro actitudes sintomáticas de la mala gestión de las emociones. Si te reconoces, practica estos ejercicios de sentido común. Algunos aprenden a controlarse, otros lo abandonan.

Catherine Marchi

Estás inhibida

En el funeral de tu padre, estabas profundamente triste, pero ni siquiera derramaste una lágrima. Imposible dejarlo ir. Su familia e incluso los miembros de su familia consideran que es indiferente, hastiado, egoísta, insensible ... Por lo tanto, su relación con su entorno es estable, pero totalmente desprovista de afectividad.

Tu discapacidad: practicas la retención de emociones, te encargas de expresar la ira, la tristeza, la alegría y el miedo ... Pero detrás de esta máscara se esconde un hiperemoto que se protege a sí mismo. Las soluciones: Olivier Nunge y Simonne Mortera ("Manejo de las emociones", Jouvence, 1998) y Thierry M. Carabin ("Cómo dominar las emociones", De Vecchi, 1999) explican cómo dejar ir y volver a conectar con sus emociones.

1. Piense en dar prioridad a los gestos para hablar

Las palabras son importantes, pero el 90% de los mensajes emocionales pasan por la expresión de la cara y el cuerpo ... Una sonrisa, un movimiento de retrospectiva, un encogimiento de hombros diga más que un largo discurso ... Cuando no podemos llorar, tomar a los que amamos en sus brazos ayuda a soltarlos.

2. Aceptando tus propios movimientos internos

Cuando un niño le teme al lobo, no es bueno decirle que ya no hay lobos en nuestros bosques. La actitud correcta es preguntarle: "¿Qué puedo hacer para tranquilizarte?" No hay vergüenza en sentir pena. Las emociones no son peligros sino amigos.

3. Escribir un diario

Poner en palabras tus experiencias afectivas, tus preferencias, tus tensiones, tus deseos, es vital. El diario es un buen entrenamiento. Es como un pariente, un confidente ... De hecho, la expresión narrativa revive la "emoción" como mínimo y permite un desarrollo mental. Tus relaciones amistosas se enriquecerán.

4. Desarrollar su creatividad

Todos pueden volver a conectarse con sus sentimientos y afectos practicando una actividad artística. Teatro, pintura, danza, música, canto, lenguaje corporal. Hay más para elegir el que más te atrae.

La frustración te paraliza

Preparaste esta entrevista con cuidado porque el problema era importante. Y, sin embargo, frente al reclutador, ¡pierdes todos tus medios! Los agujeros de memoria, temblores, enrojecimiento, sudoración, tartamudeo, vacilación, bulto en la garganta, pánico, parálisis, además de una palabra sensata no salen de su boca. Totalmente entumecido por el miedo escénico, no piensas en nada más que en el pánico que te invade.Resultado: no eres seleccionado

Por cierto, reaccionas de la misma manera cuando haces un examen o durante tu primer encuentro romántico ...

Tu discapacidad: cuanto más importantes sean los problemas, más te asustará. Tienes tanto miedo de fallar que tus escenarios internos de desastres lideran el baile y te hacen perder todos tus medios. Las soluciones: Viviane Dubos ("Les Emotions", ESF, 1995) explica cómo "trasplantar" sus emociones y superar sus bloqueos.

1. Busque sistemáticamente qué experiencia negativa llega a la superficie en el momento de un ataque de pánico.

¿Acaso el hombre que te hace perder tus recursos se parece a tu sádico profesor de matemáticas y tan severo que tiemblas cada vez que te envía a la pizarra? Cada situación presente estresante se refiere a una situación ya experimentada en el pasado, a menudo durante los primeros seis años de vida, y no se resuelve psicológicamente. Los viejos sentimientos reprimidos se reactivan.

2. Aprenda a respirar

Se requieren solo unos minutos de concentración para establecer un patrón de respiración regular y profundo. Extiende las expiraciones y acorta las inspiraciones para neutralizar tus sentimientos internos.

3. Uso de la técnica de anclaje

Con cada aumento del estrés, visualice una experiencia de éxito pasada que revivirá el placer y la confianza en sí mismo asociados con ella. Recuerde el día en que brindó un brillante apoyo a su oral y sometió a los examinadores ... El anclaje positivo ayuda a luchar contra la autoevaluación y la anticipación de un escenario de desastre.

4. Prepárese para la prueba

Considere todas las hipótesis posibles, imagine preguntas predecibles y preguntas engañosas, defina sus intereses, trabaje en su currículum. Esto te ayudará a controlar mejor el impacto emocional.

5. Mire al interlocutor correcto entre los dos ojos fijando un punto invisible

Creerá que apoya su mirada con confianza, podrá concentrarse en lo que dice sin extrapolar lo que lee en sus ojos ...

Usted son sopa de leche

Los atascos de la mañana, las demoras, las complicaciones, las reuniones fallidas, los proyectos cancelados, una serie de minicontrariedades te han hecho enojar mucho hoy. De vuelta a casa, una vez más, su pareja le da la bienvenida muy recientemente: "Los niños están esperando que usted les lea una historia". Entonces explotas, gritas, gesticulas ... Una bofetada se va, estalla en lágrimas y se va dando un portazo. Este es el drama! Y te preguntas cómo pueden llegar allí dos adultos y amantes civilizados ...

Tu discapacidad: te falta autocontrol y te dejas abrumar por tu agresividad. Las soluciones: Olivier Nunge y Simonne Mortera ("Managing emotions", Jouvence, 1998) explican cómo controlar y gestionar un conflicto.

1. Evite la "colección de sellos"

Cuanto más acumulemos ira pequeña y amargura sucesiva, más nos arriesgamos al choque y la famosa gota de agua que rompe el camello. Si le hubieras dicho a todos los que te molestaron durante el día que estaban exagerando, hubieras evitado una furia de violencia desproporcionada contra una "víctima inocente", en este caso, tu cónyuge. Prick ira, no está prohibido! Al contrario. ¡Si lo hace con la persona adecuada, en el momento correcto, por las razones correctas y en la dosis correcta!

2. Decir claramente lo que siente

Nombrar su sufrimiento o enojo en lugar de acusar a la otra persona permite intercambios reales y soluciones reales. Por ejemplo, diga: "Tuve grandes problemas en la oficina, estoy de los nervios y completamente exhausto".

3. Haga "rupturas cortico-talámicas"

Consiste en posponer las reacciones de uno para dar tiempo al cerebro, en el lado derecho, para tomar el control de la situación. Abra el plexo respirando profundamente, mantenga el aire durante dos segundos, exhale y espere dos segundos antes de inhalar de nuevo. Cierre los ojos de dos a tres segundos de vez en cuando porque cortar la imagen alivia la presión.

4. Dialoggle

Para desactivar un argumento, el método XYZ inventado por el psicólogo Haim Ginott, padre de la comunicación efectiva, es una maravilla. Diga: "Cuando hiciste X, sentí que Y hubiera preferido que hicieras Z". Por ejemplo: "Cuando me dijiste que llegué a casa demasiado tarde, me sentí culpable por ser un mal padre, hubiera preferido que me tomaras en tus brazos y me consolaras en vez de a mí empujarlo. "

5. Stretch a Pole

Antes de reaccionar agresivamente, pregúntale a la otra, "¿Qué pasa?" O proponga un armisticio: "Comienzo a enojarme, a tomarme un descanso".

Deja Tu Comentario