Un soplo de aire fresco

pequeña cosa, se Acabo de nacer y ni siquiera he tenido la oportunidad de conocerlo ... Sin embargo, ya te amo, tú que eres mi hijita.

Tu madre no me aprecia, tu papá no quiere saber de mí y me he excluido de su vida para no interferir con tu venida. Estoy tan triste que no puedo abrazarte y besar tu pequeña frente. Te imagino en la cabeza, pequeña muñeca con una tez de color melocotón, con ojos inquisitivos.

Abuela a la edad en que aún debería ser madre, vivo tu nacimiento como un soplo de aire fresco ... No quiero prescindir de ti y de los conflictos que me alejan de ti. dan miedo. Recuerdo el nacimiento de tu madre, no hace mucho tiempo, y redescubrí la alegría de la maternidad por poder, excepto que no tengo permitido conocerte.

Me duele, estoy llorando ... Gracias pequeña flor por haber nacido. Que tengas un buen viaje en este camino de la vida. Gracias por extender mi vida.

Tu abuela que te ama.

Deja Tu Comentario